EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA, Javier Castillo

51BPdFvXwTL

Décima lectura del año (Abril 2017).

No conocí el fenómeno de ventas de EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA cuando fue un libro auto publicado en Amazon, sino cuando lo descubrí en una librería –ahí, a lo grande–, y su portada y sinopsis, automáticamente, llamaron mi atención.

Con más de 40.000 copias vendidas, su autor ha sido uno de los afortunados que, con una buena novela en un principio indie/auto publicada como es el caso de EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA, ha llegado a una buena editorial como lo es SUMA gracias a las buenas críticas y posicionamiento en la plataforma de ventas y de ahí, sigue el éxito y el reconocimiento a este escritor que, espero, en breve saque otra historia tan adictiva como esta.


SU SINOPSIS:

Amor, odio, destino, extrañas prácticas, intriga y acción trepidante inundan las páginas de una novela que se ha convertido en todo un fenómeno editorial antes de su publicación en papel.

«A veces el destino nos pone a prueba para que sepamos que existe».

Centro de Boston, 24 de diciembre, un hombre camina desnudo con la cabeza decapitada de una joven. El doctor Jenkins, director del centro psiquiátrico de la ciudad, y Stella Hyden, agente de perfiles del FBI, se adentrarán en una investigación que pondrá en juego sus vidas, su concepción de la cordura y que los llevará hasta unos sucesos fortuitos ocurridos en el misterioso pueblo de Salt Lake diecisiete años atrás.

Con un estilo ágil lleno de referencias literarias -García Márquez, Auster, Orwell o Stephen King- e imágenes impactantes, Javier Castillo construye un thriller romántico narrado a tres tiempos que explora los límitesdel ser humano y rompe los esquemas del género de suspense.


Si bien es cierto que al principio me faltó algo de fuerza, sobre todo en sus diálogos y en sus personajes que, afortunadamente se van desarrollando y los vamos conociendo muy bien con el paso de las páginas, la historia avanza de manera trepidante; no la puedes soltar. Una vez estás metido en los diferentes tiempos –tanto de escenarios como de fechas–, es imposible abandonarla aunque no estés frente al libro. No puedes olvidar a los personajes y a lo que nos van contando, tanto en primera como en tercera persona. Un muy buen argumento en el que nada ni nadie, como reclama el género thriller, son lo que parecen en un principio.

Intriga, misterio, secretos y desconfianza hacia todos los personajes y lo que nos van contando, con unos giros imprevisibles y unas decisiones muy acertadas por parte del escritor, que dejan en más de una ocasión K.O. al lector, aunque algunas “cosillas”, ya puedas suponer de antes.

Interesante y de lenguaje ameno, rápido y eficaz, la lectura es rápida y muy entretenida. Es ágil, pero no le faltan las buenas descripciones, especialmente de un lugar que me ha conquistado por completo: Salt Lake.

Pensaba que la novela me duraría los cinco días de fiesta de semana santa y me ha durado apenas un día y medio. Es una lectura fluida, todo queda muy bien atado, no hay cabos sueltos ni nada por el estilo, y el final me dejó con ganas de más. ¿Tal vez una segunda parte? No soy muy dada a las segundas partes o a las trilogías salvo excepciones, pero en el caso de EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA, podría ser interesante saber cómo continuó el tema, sobre todo por cierto personaje del que no os puedo hablar, pero que ha provocado muchísima curiosidad en mí una vez finalizado el libro. El final, a mi parecer, es muy bueno; bastante abierto y te deja con cara de póquer. No sabría explicar la sensación… pero sí un poco amarga, lo cual me encanta para este tipo de novelas del género negro.

Totalmente recomendable mi décima lectura en lo que va de año. EL DÍA QUE SE PERDIÓ LA CORDURA no puede pasar desapercibida para los amantes del thriller y del género negro; las historias repletas de misterio, algo macabras y escritas con agilidad y sencillez para una lectura rápida y adictiva repleta de muy buenos momentos de entretenimiento.

8/10

boton-amazon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s